Internacionales

Margarita Robles: «Con miles de muertos, ¿alguien puede pensar que la legislatura será igual?»

La ministra de Defensa, Margarita Robles, una de las cuatro autoridades del Gobierno en el estado de alarma, dirige las Fuerzas Armadas en uno de los momentos más difíciles de la Historia de España. El despliegue militar comenzó desde el mismo día en el que se decretó el confinamiento de la población y desde entonces la Unidad Militar de Emergencias (UME) y los tres ejércitos han ido asumiendo cada vez más responsabilidad en la contención del coronavirus. El pasado jueves, al final de otra larga jornada, la ministra concedió esta entrevista a EL MUNDO por videollamada.¿Qué le espera a este país cuando se logre controlar el coronavirus? ¿Cuál será el paisaje después de la batalla?Este país ha demostrado que es capaz de hacer frente a una situación tan dura como la pandemia con responsabilidad y solidaridad. Y ese espíritu que tienen los españoles va a hacer que superemos esta crisis y afrontar el futuro con esperanza.¿Se equivocaron ustedes al no prever su alcance? Hubo un cambio de enfoque de un día para otro. De permitir el 8-M y otros actos multitudinarios a tener que cerrar colegios en Madrid y Vitoria.Siempre hemos seguido el consejo de los expertos. No puede hablarse de falta de previsión porque esto se refiere a algo que podría haber resultado previsible y no ha sido así. Lo vemos en el resto de países. Ha sido imprevisible.Pero sí hubo organismos internacionales que aconsejaron hacer acopio de material sanitario.Insisto en que la evolución de esta pandemia, que cambia en 24 horas, era un escenario imposible de prever desde cualquier punto de vista, incluso científico. Ante un escenario imposible de prever no se puede hablar de falta de previsión. ¿Ha sufrido el Gobierno una crisis de reputación por la compra de test defectuosos en China?Ha existido un material concreto defectuoso que no afecta al resto de actuaciones. En un mercado absolutamente saturado, con muchas dificultades para comprar, creo que es un dato muy menor. También digo: hay que aceptar que se pueden cometer errores, no pasa nada. Es una situación sin parangón. Como miembro de Gobierno les digo que tratamos de hacerlo lo mejor posible. Se han cometido fallos, no me duele reconocerlo, pero nuestro esfuerzo está volcado en salvar vidas.¿Cómo vive usted que Podemos, su socio de coalición, se atribuya constantemente las decisiones sobre medidas sociales del Gobierno?Es el momento de aportar todos nuestro granito de arena, otras consideraciones no es la ocasión de hacerlas. Cuando todo haya acabado será cuando toque hacer balance.¿Le sorprende la demanda de protagonismo de Pablo Iglesias?Yo, como ministra de Defensa, lo único que puedo es transmitir mi orgullo por el trabajo de las Fuerzas Armadas . Esto es lo que me toca remarcar como miembro del Gobierno, mi agradecimiento infinito. Luego, cada uno dentro de su área de responsabilidad, explicará lo que está haciendo.¿Cree que es pertinente el debate sobre si el PP o regiones como Madrid dedicaban pocos recursos a Sanidad?Es el momento de trabajar todos conjuntamente y poner todo de nuestra parte para salvar vidas. Ya habrá tiempo de hacer balance. Estamos escribiendo una página de la historia, similar a una guerra mundial. Es el momento de sumar y no de dividir. Hay que dejar las críticas para otra ocasión¿Podrá aprobar el Ejecutivo unos Presupuestos que el presidente ha llamado de la reconstrucción?La sociedad española es muy responsable y querrá pasar página para recuperar la pujanza del país. Estoy segura de que todos los partidos de la oposición tendrán ese sentido de responsabilidad.Pero entonces estamos ante un cambio en la arquitectura de la legislatura, con la búsqueda de otros socios parlamentarios.¿Es que alguien puede pensar que el mundo, España, la legislatura va a ser igual? ¿Alguien lo puede pensar? ¿Con la de miles de muertos que hay, con el drama humano que estamos viviendo? Es imposible. Nadie nunca podríamos haber imaginado esto. Cuando logremos acabar con la pandemia, el objetivo es trabajar pensando en los ciudadanos. Los parámetros que teníamos quedan fuera de lugar. Y no sólo en España, en el mundo entero.Entonces, ¿el compromiso de diálogo con los independentistas catalanes queda aparcado?Una vez que logremos superar esta situación debemos trabajar para levantar este país. El esfuerzo diario del Gobierno está volcado en salvar días. Nadie nos perdonaría que estemos haciendo cálculos de otro tipo. Gastar energías en otras cuestiones es algo que los ciudadanos no se merecen.Esto es lo que hace Quim Torra, usted ha sido muy crítica con él.No es el momento de una política de confrontación. Si alguien pretende hacer planteamientos políticos o territoriales se equivoca.¿Puede algún Gobierno salir vivo de una crisis de esta magnitud?El día a día excluye cualquier previsión en clave de supervivencia política. Hay que tener mucha humildad y trabajar para los ciudadanos. Aunque el mérito de esta lucha es de la sociedad española y el Gobierno le está inmensamente agradecido.¿Como podrá España superar la crisis económica, que dejará además altos niveles de deuda?Los españoles han demostrado su capacidad de superación, con ese espíritu de fuerza y superación lo vamos a conseguir. Quiero poner en valor también la solidaridad de muchos empresarios de este país, que están ayudando.La oposición asegura que el estado de alarma está superado y que estamos en un estado de excepción no declarado.Creo que lo que es exigible a los responsables políticos es tratar de sumar para salvar vidas, ver en qué se puede ayudar. Ya habrá tiempo para hacer otra serie de consideraciones o de debates políticos.Lamentan que no se les informa de nada, que no hay comunicación con el Gobierno.La crítica política la entiendo, la admito y creo que es buena en democracia. Pero una vez hecha lo que toca es sumar y empujar en la misma dirección.Le ha tocado estar al frente del mayor despliegue militar en la historia reciente de España. ¿Cuántos efectivos tenemos desplegados en la Operación Balmis?Las Fuerzas Armadas, todos sus ejércitos, desde el principio ofrecieron su colaboración con absoluta generosidad y eficacia. Tenemos el Hospital Gómez Ulla de Madrid y el Hospital Militar de Zaragoza, a los que agradezco su labor, a todo el personal sanitario y a los médicos militares, que están realizando un magnífico trabajo. Son ya cerca de 7.000 los hombres y mujeres que hay en las calles haciendo de todo: desinfectar residencias de ancianos, lo han hecho en más de 2.000; construir hospitales de campaña, ya son 16; labores de transporte de suministro; viajes en un tiempo récord a China a por material sanitario; traslados de enfermos; recogida de cadáveres; vigilancia de centrales nucleares; en las fronteras; traslado de un barco a Melilla. Se está escribiendo una página de la Historia de España y las Fuerzas Armadas tienen un papel esencial.¿Se ha acabado con el mito de que la sociedad española ve con recelo a los militares?Sin duda. Son hombres y mujeres trabajando con entrega, donde no llega nadie. En los sitios más difíciles. Eso los ciudadanos lo tienen que valorar.¿Han tenido dificultades para desplegarse en el País Vasco y Cataluña? Inicialmente ni Iñigo Urkullu ni Quim Torra lo veían con buenos ojos y pusieron palos en las ruedas.Desde le principio dijimos que el Ejército iría donde hiciera falta. Y lo ha hecho. Este fin de semana han desinfectado 84 residencias de Cataluña. No es un problema de territorios, es un problema de personas.La UME tuvo que regresar cuando iban a desinfectar el aeropuerto de Bilbao. ¿Fue por presión de los nacionalistas?Eso fue una cuestión puramente técnica. Decidimos que en ese momento era más prioritario acudir a un hospital, porque allí había enfermos.La implantación de patrullas con la Guardia Civil ha levantado ciertas suspicacias en el Instituto Armado.No me consta tensión con la Guardia Civil. Nos estamos repartiendo el trabajo. ¿Cómo describiría la conexión entre el Ministerio de Defensa y el de Interior durante esta crisis? ¿Cree que las relaciones entre los ejércitos y la Guardia Civil y la Policía Nacional es mejorable?No es el momento de la competición, sino de sumar, y estamos sumando todos, los ciudadanos españoles, los médicos, los sanitarios…¿Se está planteando el repliegue de las misiones internacionales para las próximas semanas ante el riesgo de que los soldados sufran contagios? La mitad de la plantilla de Irak ya está de vuelta, ¿no?En principio no hay previsión de ello. Pero vamos a ver cómo van los acontecimientos en los lugares donde estamos en misión internacional. Lo que hemos hecho es un repliegue en Irak.La Fiscalía General del Estado abrió diligencias sobre la atención en las residencias de ancianos por la alerta levantada desde Defensa.Sí. Ya están las fiscalías competentes investigando. El coronavirus ha puesto de relieve algo que es muy importante: la situación de las residencias en España. Cuando esto termine tendremos que reflexionar y cambiar por completo. Una de las obsesiones de este Gobierno ha sido proteger a los más vulnerables y por eso hemos puesto el foco y estamos desinfectando las residencias, porque, aunque sea una competencia de las comunidades autónomas, a los mayores no los podemos dejar solos en este momento.¿Entonces no ha sido algo muy localizado?El número de muertos en residencias está ahí. Por eso creo que es una de las grandes reflexiones que este país tiene que hacer para el futuro. Es un debate en general porque creo que los trabajadores de las residencias hacen un magnífico esfuerzo, con gran dedicación. Pero ese debate lo tendremos que hacer en el futuro.

Margarita Robles, en su despacho.
Margarita Robles, en su despacho.ANTONIO HEREDIA

«CADA MINISTRO JUEGA UN PAPEL EN LA CRISIS, NO SOBRA NINGUNO»

Pregunta.- ¿Tenemos que tener ahora un Ejecutivo con 22 carteras? ¿No sobran la mitad de los ministros?

Respuesta.- No estoy de acuerdo. El Ministerio de Industria está teniendo un papel esencial. En Educación, la organización on line de los cursos es clave. Qué le voy a contar de Universidades. Justicia tendrá una etapa de litigios cuando esto acabe. Ni les digo Exteriores, con la atención a los españoles que están fuera de nuestras fronteras. Y les citaría uno por uno. Creo que cada uno juega un papel y todos tenemos que hacerlo con la mayor humildad.

P.- ¿Cómo se encuentra usted? Porque el coronavirus parece que tiene cercada La Moncloa

R.- Estoy bien. Pero ya saben cómo es esto, hoy se puede estar bien y en dos horas empezar a encontrarse mal y dar positivo. Por eso es tan importante frenar ese contagio.

P.- Los militares siempre están preparando planes. ¿Tenían sobre la mesa algo similar a la Operación Balmis? ¿Un plan para afrontar una emergencia sanitaria de este nivel?

R.- Lo que ha pasado con el coronavirus no lo podía prever nadie. Dicho esto, las Fuerzas Armadas tienen una cultura y de planeamiento que hace que ante una situación tan difícil como esta su capacidad de reacción sea más rápida.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar