Internacionales

LA FRONTERA ENTRE HAITÍ Y REPÚBLICA DOMINICANA SIGUE CERRADAS MUESTRAS EN EL MUNDO SE ABREN.

Por Germán Reyes

Los presidentes de ambos países han obviado la menor referencia respecto a la fecha en que sería reabierta la zona limítrofe

Santo Domingo.- Haití anunció que el próximo martes, día 30, reiniciará las operaciones de su aeropuerto internacional Toussaint Louverture y un día después República Dominicana procederá de igual manera, pero ambas naciones mantendrán clausurada la frontera terrestre.

Los presidentes, Jovenel Moïse, de Haití; y Danilo Medina, de República Dominicana, han obviado la menor referencia respecto a la fecha en que sería reabierta la  línea limítrofe para el intercambio comercial y el tránsito de los ciudadanos de uno y otro lado.

La prohibición de los viajes aéreos y terrestres por parte de los dos países que ocupan la isla Santo Domingo fue dispuesta como medida de contención ante la expansión del coronavirus, que ha provocado 698 muertes en la parte Este y 92 en la Oeste.  En un lado alcanzan a 29,141 personas contagiadas y en el otro 5,429.

La expansión de la pandemia prosigue, incluso con un rebrote que en República Dominicana se ha situado en un día en cerca de mil casos de personas infectadas, pero la urgencia por reactivar de la economía ha podido más en los dos países tercermundistas, incluido el más pobre del hemisferio Occidental en el caso de Haití.

El cierre entre sí

Pero esa apertura se ha anunciado en términos de las economías de los dos países y en el intercambio con terceros. La frontera terrestre prosigue cerrada, pese a la dependencia de uno.

Los haitianos son clave en la reactivación del turismo, la agropecuaria, la construcción y otros sectores básicos en República Dominicana, igual que para la sobrevivencia de una infraestructura de producción de pollos, huevos, plásticos y otros muchos rubros.

El intercambio de un comercio desigual favorece a los dominicanos en una proporción de 90-10 respecto a los porcentajes. Se ha estimado en US$1,200 millones el volumen de las transacciones entre los dos países, del cual alrededor de US$1,000 constituyen el beneficio para República Dominicana.

Tanto en el llamado comercio del “menudeo” en la zona limítrofe como los grandes volúmenes dirigidos a toda la nación haitiana, se incluyen bienes que resultan prácticamente imprescindible para los haitianos, carentes de un desarrollo agropecuario e industrial que le permita producir los más indispensables artículos de consumo masivo.

Mostrar más

Marciano Mateo

Periodista Radio difusor
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar