Nacionales

HAITI ABORTA EL PLAN DEL PRESIDENTE DOMINICANO SOBRE MERCADOS FRONTERIZOS

POR GERMAN REYES

Abrir los mercados y dejar clausurada la frontera del lado dominicano, dado que Haití la abrió de su lado

Por Germán Reyes

Los presidentes Jovenel Moïse, de Haití, y Luis Abinader, de República Dominicana

Santo Domingo.- Érase un viernes, de manera específica el pasado día 2 de octubre, cuando tres ministros y el representante de un cuarto viajaron en helicópteros para aterrizar en Dajabón. Pero no se trataba de un picnic.

Llevaban un mensaje del presidente Luis Abinader, quien algo más de dos semanas antes había anunciado en Pedernales la apertura de los mercados y la frontera para esos días de inicio del mes. No se pudo. Los haitianos se opusieron porque no se contemplaba la reapertura también de la frontera. Y, así, el plan fue abortado.

Ni la firmeza y quizás tampoco las caras de los funcionarios haitianos, por demás de un nivel relativamente bajo en la escala de mando de la nación caribeña, fueron previamente advertiros por los ministros de Industria y Comercio, Víctor Orlando Bisonó Haza (Ito); el de Salud Pública, Plutarco Arias; y el de Defensa, el mayor general Carlos Luciano Díaz Morfa; además del director de Migración, Enrique García, quien ostentó la representación del ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez Martínez (Chu).

Ahí, “face to face”, frente a frente, estuvieron en Dajabón los funcionarios dominicanos con los haitianos Donald Jean Francois, gobernador del Departamento del Sureste; Luma Demetrius, alcalde en Juana Méndez y su asistente Joselite Destine; así como de Herms Laveaux, vicecónsul en el Consulado de Haití en Dajabón.

La cita de los funcionarios haitianos y dominicanos fue precedida en días anteriores de varios encuentros entre funcionarios criollos y representantes de distintos sectores. Algunos, como el diputado Darío Zapata, se ufanaron en decir que fueron autorizados por el presidente Abinader a anunciar  la reapertura del mercado y la frontera.

El plan Abinader

De acuerdo con los funcionarios enviados a Dajabón por el jefe del Estado dominicano, ya ante la presencia de los haitianos, su encomienda fue la de abrir el mercado “binacional”, pero que opera y es administrado por la parte Este de la isla.

Hasta ahí hubo acuerdos, solo que el plan también incluía dejar clausurada la frontera del lado dominicano. Y fue cuando entonces ese plan, esbozado en nombre del presidente Abinader, fue rechazado por los comisionados haitianos que no negocian la reapertura de la frontera.

En el encuentro, según los delegados haitianos, se habló de la reapertura del mercado binacional “y no a la reapertura de la frontera”.

Y como el principal atractivo financiero de la plaza es la de los compradores y vendedores de la nación ubicada en el Oeste de la isla, los dominicanos al parecer consideraron complacer a los haitianos con dejar cerrados los mercados hasta que se allanen otras opciones que tal vez incluirían también la reapertura del paso fronterizo.

De acuerdo con las consideraciones emitidas en las conversaciones con los dominicanos, los haitianos consideran de más fácil manejo el tránsito de vehículos y de personas, que con la reapertura de la frontera también facilita el turismo binacional y que incluye el de salud y el de compras, que más de 20,000 personas que se concentran en los mercados.

De acuerdo con el diálogo

Los representantes del presidente haitiano Jovenel Moïse y el primer ministro Joseph Jouthe acordaron con los delegados del presidente dominicano proseguir las conversaciones en reuniones posteriores.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar