Nacionales

Haití y RD.. están unidos por sangre y también tienen que permanecer unidos en las relaciones diplomáticas

Ramón Alburquerque también minimizó la trascendencia que para los fines en el presente y el porvenir tienen los acontecimientos históricos

Por Germán Reyes

Santo Domingo.- Las relaciones de Haití y República Dominicana están unidas por sangre, una razón por la que ambas naciones también deben estar unidas en las relaciones diplomáticas, sugirió el ingeniero Ramón Alburquerque.

“Mire a ver. Si no nos unimos en el comercio, en las buenas relaciones y en el respeto diplomático, ya estamos unidos por sangre”, precisó Alburquerque.

Antes de emitir ese juicio en su programa Los sabios en la Z, Alburquerque minimizó la trascendencia que para los fines en el presente y el porvenir tienen los acontecimientos históricos.

También resaltó que las exportaciones dominicanas a Haití, su segundo mercado en importancia después de Estados Unidos, se hacen a menor costo que a cualquier otro destino.

Por igual, se declaró partidario de que los dos países de la isla Santo Domingo desarrollen la colaboración, aunque “ellos allá y nosotros aquí”.

La comuna Juana Méndez

Acto seguido, el reconocido intelectual dominicano pasó a referir las razones por las que lleva el nombre de Juana Méndez una comuna haitiana separada por el río Masacre de la provincia fronteriza de Dajabón en República Dominicana.

Anotó que Pedro Báez, “que se crio de casualidad porque había sido objeto de una concepción, una preñez, delictuosa desde el punto de vista religioso porque era hijo del sacerdote Sánchez Valverde”, que preñó una mujer casada. “Entonces, la mujer tenía apellido Filpo, de Azua. Entonces declararon al niño sacrílego”

El niño se crio con una gran inteligencia, pero no exento de resentimientos, dijo Alburquerque. “Entonces se fue a Haití y buscó una mulata muy hermosa y la hizo su esposa…esa es Juana Méndez”

Precisó que “ese Pedro Báez y esa Juana Méndez, ellos son los padres de Buenaventura Báez y de Amelia Báez. Y ese Buenaventura Báez Méndez fue presidente siete veces de la República y diputado también.

Buenaventura Báez, también, fue padre o abuelo de cuatro presidentes más, “porque hasta García Godoy descendía de él y Ramón Báez Machado, el que creó la Universidad de Santo Domingo, en el 1914 o 1916, por ahí”.

“Es decir, abuelo de varios presidentes”, agregó en referencia a Buenaventura Báez, quien tuvo una hermana, Amelia, que se casó con Marcos Cabral y de ese matrimonio descienden muchas de las ramas de los Vicini y de los Cabral “y de las grandes familias encopetadas de este país”.

Fue en ese contexto, y para terminar su programa radial, cuando Alburquerque dijo: “mire a ver si no nos unimos en el comercio, en las buenas relaciones y en el respeto diplomático, ya estamos unidos por sangre”.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar