Nacionales

MADERA ARIAS, UN DOMINICANO PROBO PARA PRESIDIR LA JCE

POR YSRAEL ABREU

DE EL NUEVO DIARIO 

Partiendo de que la Junta Central Electoral (JCE) es el instrumento jurídico-legal más trascendente para el sostenimiento de la democracia en la República Dominicana, la historia nos convoca a sopesar bien los postulantes a presidir e integrar ese organismo, con la finalidad de garantizar la paz y sosiego a todo el electorado nacional.

Justo ahí surge el nombre de un ilustre dominicano, oriundo de la provincia Montecristi en la región noroeste del país, destacado por su impoluta trayectoria de vida pública, profesional evidenciando la probidad ético-moral requerida para garantizar la transparencia, la credibilidad, la confianza y la limpieza de nuestros procesos electorales. Su nombre: Ramón Arístides Madera Arias, actual Juez Titular del Tribunal Superior Electoral.

Haciendo un recorrido por su hoja de vida en su pulcro accionar podemos colegir que la coraza de principios que norman su vida y conducta lo hace impenetrable a la manipulación, las trapisondas, las inconductas, las indelicadezas, los acuerdos de aposentos y las inequidades, no solamente electorales, sino en todos los órdenes, dejando claramente establecida su idoneidad para el cargo.

Es indudable que en sus manos se fortalecerá nuestra institucionalidad democrática, condición indispensable para que la nación avance en la construcción de una sociedad más justa y solidaria; siendo una verdad incuestionable que las componendas de antaño y demás delitos electorales encontrarán en el Doctor Madera Arias, “una fuerte muralla de contención”, y por consiguiente todos los que propugnamos por el fortalecimiento de nuestra democracia saldremos ganando con su designación como presidente de la JCE.

Tenemos la firme convicción y la certeza, basados en su trayectoria de vida, en que un liniero de su estirpe creará el clima de confianza para dirigir competencias electorales libres, objetivas, transparentes y equitativas, tomando en cuenta que no va a improvisar, sino a gestionar desde la experiencia ganada en sus funciones como Miembro del TSE, bien arbitrando conflictos judiciales-electorales.

Además, de su hoja de vida cristalina, el magistrado Ramón Arístides Madera Arias, posee un amplio curriculum que lo convierte en la persona capaz, idónea y de mayor perfil académico-profesional para llevar las riendas del tribunal comicial, y que auguramos el Senado de la República apreciará en su justa dimensión.

No es casualidad que hoy distintos estratos de la sociedad Dominicana, personalidades de la vida pública, privada, sociedad civil, organizaciones sociales, líderes de opinión y medios de comunicación manifiestan su irrestricto respaldo a un dominicano revestido de honestidad, probidad, respeto, inspirador de confianza y credibilidad para servir de guardián de la Ley, administrando correctamente los torneos electorales a través del instrumento y organismo jurídico que sostiene nuestra democracia, la Junta Central Electoral.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar