Locales

Parte de la problemática ambiental en República Dominicana

La superficie forestal de la República Dominicana representa el 43.6% del territorio del país, con una extensión de 2,103,645.32 hectáreas, según el último informe del Inventario Nacional Forestal.

A pesar de esas cifras debemos tomar en cuenta las nuevas formas de delitos ambientales que amenazan nuestros bosques.

Se estima que más de la mitad de las zonas boscosas en los últimos treinta años han cambiado de uso de la tierra para dedicarla a la agricultura y ganadería.

Esta última se está llevando a cabo en las cuencas altas o zona montañosa, donde debemos tener en cuenta que un bovino adulto consume entre un 8 y 10% de su peso en agua y una vaca lechera puede consumir entre 40 y 110 litros de agua por día,  una hembra preñada consume dos veces más agua que cuando no lo está.

Además, a esto se suma la cantidad inexacta de bosque que se deben talar para convertirla en pastizales, (inexacta porque varían por regiones, tipo de pastoreo y variedad del animal).

La migración del campesino dominicano a la ciudad ha traído consigo una nueva y peligrosa práctica que amenaza a nuestros bosques.

Hoy día muchos dueños de terrenos le dan las tierras a indocumentados haitianos para que la trabajen y partir beneficios de las cosechas.

Después de que el Ministerio de Medio Ambiente y el Servicio Nacional de Protección Ambiental actúan, las autoridades ambientales se encuentran con la terrible noticia de que esos depredadores,  por ser extranjeros indocumentados, solo les sale una deportación… y para ellos esto constituye pasaje gratis para ir a visitar a sus familiares.

Debemos estar conscientes de la debilidad de nuestra ley general de medio ambiente 64-00 y la sectorial de áreas protegidas 202-04  las cuales deben contemplar la declaración de utilidad pública aquellos terrenos que sus dueños los entregan a extranjeros ilegales para su depredación.

Mientras que por otro lado, se deben fortalecer los acuerdos entre el Ministerio de Medio Ambiente, el Ministerio de Agricultura y el Banco Agrícola, estos dos últimos deben certificar que los terrenos son actos para cultivo y que no causarían ningún riesgo para el medio ambiente.

Los dominicanos debemos asumir nuestro rol como ciudadanos y proteger nuestros recursos naturales.

De dajabon24horasrd.com

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar