Nacionales

Deforestación arrasa bosques Pedro Santana-Haití y reduce dramáticamente el Artibonito

El río Artibonito languidece y reduce su caudal a la mínima expresión, fruto de una indiscriminada deforestación en la frontera entre Pedro Santana y la comunidad Los Cacaos, en Haití.

Un panorama completamente desolador y desértico se vislumbra a ambos lados de la carretera internacional, que divide las dos naciones, en la parte céntrica de la isla y que une el norte con el sur.

Los bosques ya no se visten de pino criollo, caribaea, cedro, mara, mango y aguacate, en el lado dominicano y hasta la capa vegetal está desapareciendo en los dos territorios.

A penas algunos arbustos aún permanecen de pie en la margen oriental de la carretera internacional. Está vía que abarca 65 kilómetros desde Pedro Santana a Restauración era más clara señal de las desigualdades entre República Dominicana y Haití, que con un simple giro de cabeza,  podría notarse la marcada diferencia de un ambiente desolación en la parte occidental y el verdor en nuestro territorio.

Inclusive, esto fue reconocido por el expresidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, valorando de manera positiva a las autoridades dominicanas.

Pero ya no existen diferencias porque el panorama desértico se vislumbra igual en ambos lados.

La voz de alarma fue dada por el alcalde de Pedro Santana, Hipólito Valenzuela, quien estima que la zona debe ser declarada en emergencia medioambiental.

“La realidad de ahora es dramática. Los ríos se están secando y yo le hago un llamado al ministro de Medio Ambiente para que venga a poner coto a la situación;  porque de continuar como va la cosa, en cinco años desaparecerá el Artibonito”, afirmó el edil.

Valenzuela acusó de la situación a dominicanos y haitianos que gravitan en la zona.

SE SECA EL ARTIBONITO. El río Artibonito es la principal fuente acuífera de la zona. Nace en República, en la Cordillera Central y se interna en Haití supliendo la mayor cantidad de agua a la vecina nación.

Esta imagen alarmante muestra cuanto se ha reducido su caudal a tal punto que solo se percibe un chorrito al centro, dejando las dos márgenes secas, de lo que fue un torrencial sumamente caudaloso.

Esta es la toma de agua del acueducto que suple de agua los municipios de Pedro Santana y Bánica, provincia Elías Piña, y fue necesario represar la embocadura con sacos llenos de arena para que el agua pueda fluir.

De acuerdo al alcalde Valenzuela, nunca antes había visto una situación tan desgarradora.

PRONÓSTICO APOCALÍPTICO. De acuerdo a un estudio titulado: “Haití-República Dominicana: desafíos ambientales en la zona fronteriza”, el 75% de la población haitiana aún depende de la leña y el carbón para sus necesidades cotidianas de energía.

En el 2017, la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (PNAS, en inglés) advertía que Haití tiene menos del 1% de su bosque primario original y, por lo tanto, se encuentra entre los países más deforestados.

“Al ritmo actual, Haití perderá esencialmente todo su bosque primario durante las próximas dos décadas y ya está experimentando una extinción masiva de su biodiversidad, debido a la deforestación”, enfatiza el estudio del PNAS.

N Digital

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar