Nacionales

La “guerra sin fin” entre los médicos y las Administradoras de Riesgos de Salud

Para este miércoles y jueves el CMD mantiene en paro las consultas y procedimientos con cualquier seguro

Usto Nicasio, presidente del Consejo Nacional de Sociedades Médicas Especializadas, y Waldo Ariel Suero, presidente del Colegio Médico Dominicano, durante una rueda de prensa celebrada el 6 de septiembre de 2021.

En los últimos seis años, la clase médica y las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS) han estado “en guerra”. La primera ha acusado a la segunda de monopolio, de irrespetar acuerdos y de no pagar los honorarios justos, entre otras quejas. Y nuevamente presiona con un paro en el servicio a todas las ARS para consultas ambulatorias y cirugías electivas, para hoy y mañana.

La huelga afectaría a cuatro millones de afiliados que deberán pagar por los servicios suspendidos. Ayer, el ministro de Salud Pública, Daniel Rivera, recomendó suspenderla y seguir con el diálogo. “Aunque directamente esto tiene que ver con el sector de las ARS privadas, yo creo que deben volver a la mesa de negociación por el bienestar de los pacientes”, dijo.

Sin embargo, la protesta se mantiene. La enemistad con las ARS, que encabezan el Colegio Médico Dominicano (CMD) y el Consejo Nacional de Socie- dades Médicas Especializadas, no ha encontrado solución duradera a pesar de los diálogos celebrados en los últimos cinco años y de que los médicos amenazaran desde marzo pasado con la suspensión de sus servicios a las aseguradoras. Ya en mayo efectuaron un paro contra los afiliados a Mapfre Salud.

En 2017, el CMD y las ARS firmaron un acuerdo y hubo una tregua que se levantó cuando las contradicciones volvieron a aflorar en 2018 y el diálogo volvió a usarse como salida, sin éxito.

Honorarios

Una de las demandas que más repiten los médicos es la de sus honorarios. El CMD recuerda que la Ley 87-01 sobre Seguridad Social establece que las tarifas mínimas serán establecidas y revisadas anualmente.

“En el 2007, se comenzó a implementar el régimen contributivo del Seguro Familiar de Salud (SFS)”, recuerda el presidente del CMD, Waldo Ariel Suero. “Desde ese entonces hacia acá, esos honorarios médicos se han mantenido inalterables, y desde esa fecha hacia acá, en esos 14 o 15 años que han pasado, la inflación acumulada es de un 90 por ciento”.

Los médicos se quejan de que las ARS les pagan por consulta ambulatoria RD$470 o RD$500 por paciente, teniendo el asegurado que costear una diferencia de RD$2,500 o RD$3,000, para compensar la atención profesional prestada.

“Por un día de internamiento, lo que están pagando son 680 pesos, por una cesárea 8,000 pesos”, reporta Suero.

A julio pasado, 2,912,021 usuarios del SFS estaban afiliados a 13 ARS privadas, representando el 67.2 % del universo, según compila la Adars en un informe. Otro 27.9 % estaba en dos ARS públicas y 4.9 % en cinco autogestionadas.

Suero se queja de que, tras cuatro meses de diálogo reciente, la propuesta que se le ha hecho a los médicos es de aumentar 11 %. “Algo pírrico y vergonzoso”, dice, cuando el CMD había propuesto 60 %.

“Las ARS han dicho que no tienen ni un centavo. Ese dinero (para aumentar los honorarios) saldría de la cuenta del cuidado de las personas del Sistema Dominicano de Seguridad Social”, explica Suero. Ese fondo tenía RD$1,782 millones a junio del presente año.

Diario Libre insistió en conseguir una opinión de la Asociación Dominicana de Administradoras de Riesgos de Salud (Adars), pero desde el gremio se indicó que no había declaraciones que dar por el momento. En la noche emitió un comunicado pidiendo al CMD ir a un diálogo para llegar a un acuerdo.

En junio pasado, el presidente de la Adars, José Manuel Vargas, le dijo al periódico Acento, que las ARS condicionaban cualquier ajuste a los honorarios a un reajuste de la cápita que reciben.

Informó que la cápita del régimen contributivo de RD$1,167.81, solo por inflación habría que aumentarla a RD$1,286.69 para que haya un equilibrio financiero.

“Ellos (las ARS) no van a aumentar”, asegura Suero. “Lo que han dicho es que están quebradas, que no tienen recursos”.

En un informe sobre su estado de resultados, la Adars reporta que las seis administradoras de riesgos de salud que representa el gremio -y aglutinan el 56.6 % del mercado-, al 31 de julio pasado acumulaban pérdidas netas por RD$1,545.70 millones.

El exgerente general del Consejo Nacional de Seguridad Social (CNSS) y partícipe de la elaboración de la Ley de Seguridad Social, Arismendi Díaz Santana, ha propuesto que se eleven las tarifas médicas y se reduzcan los copagos.

Se preguntó cuándo la población dejará de ser la víctima de los enfrentamientos entre el CMD y las ARS.

Las mismas por años

Ya en mayo de 2019, el CMD ejercía presión a las aseguradoras, comenzando por ARS Humano. Durante dos días los médicos dejaron de atender la cobertura en consultas y procedimientos electivos a los 1.4 millones de afiliados a dicha empresa, en demanda de ajustes de honorarios.

En ese entonces, el gremio informó que la aseguradora pagaba a un especialista RD$262 por afiliado y la acusaba de violar un acuerdo de 2017.

El paro se levantó luego de que se firmara un acuerdo de ratificación de compromisos establecidos el 31 de mayo de 2017, que incluían impulsar un aumento de la cápita para producir la actualización de los honorarios y tarifas profesionales, y que para ese entonces se fijó para más tardar en julio. El acuerdo también lo firmaron las ARS Palic Salud (ahora Mapfre) y Universal.

En ese acuerdo también se incluyó que el CMD, las ARS y el Consejo Nacional de Sociedades Médicas Especializadas se comprometían ante el CNSS a impulsar la actualización del catálogo de prestaciones del Plan Básico de Salud y a un aumento de la cápita, para producir la actualización de los honorarios.

En octubre de 2019, el CNSS aprobó un aumento a la cápita y un incremento de RD$200 al monto por cada consulta médica, que las Sociedades Médicas Especializadas consideraron “pírrico” con relación al costo de las consultas que rondaba los RD$3,000.

Para 2018, el CMD y las sociedades médicas habían amenazado con retirarse masivamente del sistema si no se ejecutaban acciones que terminaran con las trabas que -según entienden- ponen las ARS al ejercicio médico. En ese entonces, además de más honorarios, reclamaban lo mismo que en la actualidad: un código único para los médicos habilitados, resolver ciertas objeciones en las auditorías médicas o las glosas y que los medicamentos prescritos en una receta médica sean vendidos aunque el médico no esté en la planilla de la aseguradora del paciente, entre otras.

En julio de 2018, las ARS Palic, Humano y Universal acordaron negarles el servicio de análisis a los afiliados a menos que estos fuesen remitidos por un médico de su red de prestadores, lo que violentaba las disposiciones de la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (Sisalril). Dos meses después, el CNSS ordenó a las ARS privadas cubrir las analíticas indicadas por doctores que no formen parte de su red.

En ese entonces, la Adars salió en defensa de las aseguradoras alegando que se acogían a la ley.

La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (ProCompetencia) entró al debate al anunciar que la institución, mediante resolución, dispuso investigar a las tres aseguradoras por la existencia de hechos que pudieran constituir indicios de prácticas de abuso de posición dominante.

En 2018, la “guerra” también llevó al CMD, a la Andeclip y al Consejo de Sociedades Médicas Especializadas a acusar a las ARS de monopolizar la salud privada, y pidieron una urgente intervención del Gobierno.

El entonces ministro de Salud, Bautista Rojas, dijo que la única forma de privilegiar a los afiliados del sistema era eliminando la intermediación financiera que representan las ARS.

Ayer, el actual presidente del Colegio Médico indicó que, de no tener ninguna respuesta favorable tras el nuevo paro, se reunirá con los demás gremialistas para adoptar más medidas.

“Las cosas no se van a quedar ahí, por lo que es mejor llegar a un entendimiento lo más pronto posible, antes de que los usuarios se sigan afectando”, sentenció.

Incremento implica costo adicional de RD$10 mil millones anuales

Desde la Sisalril se informó a Diario Libre que las expectativas de incremento de los honorarios médicos que tiene el CMD implican para la seguridad social un costo adicional de aproximadamente RD$10 mil millones anuales.

Esto, aseguró, genera barreras en la negociación, pues dicha pretensión “colocaría a la cuenta del cuidado de la salud en una situación de alto riesgo e, igualmente, dejaría a la seguridad social ante la imposibilidad de poder cumplir con las expectativas legítimas de la ciudadanía orientadas a que se incluyan mejoras al Plan Básico de Salud e, igualmente, se haría imposible hacer ajustes por inflación exigidos por la ley”.

No obstante, se indicó que la Sisalril está inmersa en conversaciones con las partes con el fin de llegar a un acuerdo que implique un aumento en los honorarios e inclusión de mejorías y nuevos servicios.

“Las negociaciones en las que ha participado la Sisalril se han hecho en apego a parámetros de prudencia y sostenibilidad financiera del Sistema Dominicano de Seguridad Social, pues como es de dominio de todos, el sistema de salud está atravesando un momento muy singular tras los gastos incurridos por la pandemia del COVID-19”, dijo la entidad.

La entidad abogó por continuar con el diálogo.

 

Mostrar más

Marciano Mateo

Periodista Radio difusor
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar