Nacionales

Destacados joven economista de Santiago explica en unos de sus artículos sobre una reforma fiscal Extemporánea

Bernardo Espinosa Familia Asesor Fiscal y Financiero

SANTIAGO, RD..

La reforma fiscal que plantea el gobierno dominicano, al igual que todas las que se han hecho desde el año 2000 hasta la fecha, procuran aumentar los ingresos del estado, no para mejorar la calidad de vida de la gente, sino más bien para aumentar el gasto, con el simple objetivo de obtener beneficios políticos, pero la crisis actual plantea que, en lugar de lograr ese propósito, podría revertirse en contra de quienes la promueven.

El artículo 36 de la ley 1-12 que establece la Estrategia Nacional de Desarrollo, consigna la necesidad de que las fuerzas políticas, económicas y sociales arriben a un pacto fiscal orientado a financiar el desarrollo sostenible y garantizar la sostenibilidad fiscal a largo plazo, para el 2022 ya habrían pasado 10 años en espera de la aplicación de la ley.

En ese sentido, lo que procede es replantear esta ley que se proyectaba a 30 años. La pandemia del covid-19 obliga a impulsar los sectores productivos para que retomen el rumbo de crecimiento que teníamos hasta 2019.

Presentar un presupuesto de 1.2 billones de pesos con un incremento de alrededor de un 35% comparado con el periodo 2019, es muy arriesgado ya que la crisis económica para muchos sectores apenas comienza, mejor dicho, muchas empresas grandes, medianas y pequeñas comienzan de cero en el 2022.

Entiendo arriesgado dar un golpe bajo a la clase media en momentos que se necesita de ciudadanos con espíritu emprendedor y en lugar de sacrificarlo debemos estimularlo.

La crisis afecta a todos, no sólo al gobierno, sino también al sector empresarial y a los ciudadanos en general, por lo que sin producción y sin motivos para generar riquezas, no hay pago de impuestos, cuidado si le sale más cara la sal que el chivo.
Es más favorable en estos momentos simplificar el sistema tributario y disminuir los niveles de informalidad para que una parte de ese 45-60% que no paga, entre en el sistema formal de pagos, es más que suficiente por ahora.

Mostrar más

Marciano Mateo

Periodista Radio difusor
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar