Nacionales

El temibles hombre de puños de hierro general Pedro Manuel de Jesús Candelier posible nuevo jefe policía según se rumora

De El Oasis Digital.com

Pedro Manuel de Jesús Candelier, el temido Jefe de la Policía Nacional, temido porque hacía cumplir la ley, fue un gran funcionario, y dentro de su trayectoria social debemos recordado como el verdadero organizador de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET). En su dirección no había tapones porque estaba prohibido que un Amet parara el vehículo y su conductor en verde y mandara a pasar en rojo. Los amets tenían oficio, atentos a su trabajo y no debajo de un palo cherchando y fue en su mandato que se organizó y creció este organismo.

Fue también un severo Director Nacional de Foresta. Bajo su dirección se paró la tala indiscriminada de caoba y maderas preciosas. Incautaba todo camión que transportara esta madera y lo más importante se negaba a dársela a los funcionarios que la pedían, como era costumbre. Hizo desaparecer los hornos soterrados de hacer carbón; a todo el que encontraba traficando con sacos de carbón, iba preso. En una ocasión quemó un burro con todo y carbón, diciendo Balaguer de esto que era un acto primitivo, pero en su defecto nadie traficaba con carbón.

En otra ocasión también, siendo Director General de Foresta, Candelier le avisó al próspero empresario vegano, Don Pedro A. Rivera, que debía en términos de tres meses hacer un pozo o resolver la contaminación que su empresa tenía en el Río Camú. Don Pedro A. Rivera llamó al doctor Joaquín Balaguer Presidente de la República y le dijo que el león de Candelier le exigía un pozo en tres meses.

El doctor Balaguer llamó a Candelier y le dijo de la queja de Pedro A. Rivera y que no lo desconsiderara. Candelier le respondió al doctor Balaguer: «Con todo respeto Señor Presidente, usted es el Presidente de la República y yo de Foresta. Si usted quiere eximir a Pedro Rivera de la ley yo le entrego su cargo inmediatamente, porque nadie debe estar por encima de la ley, sea rico o pobre».

Al final Pedro Rivera consiguió que en vez de tres meses le dieran seis para hacer el pozo. Otra importante labor que realizó lo fue ser Jefe de la Policía Nacional, bajo cuyo mandato todos los ladrones fueron puestos a raya. Acabó con la delincuencia y contrario a lo que se cree, él arengaba a sus subalternos diciendo que trataran de no matar, pero el que se quería envalentonar por encima de la Policía y de la ley, tenían el deber de enfrentarlo. Su único delito fue hacer cumplir la ley y las normas establecidas por el Estado. Es un exigente y disciplinado ciudadano militar. Creo que hay que felicitar y reconocer la gran labor nacional realizada por el General Candelier por las Instituciones que pasó.

Compatriotas y compañeros, en un mundo como el de hoy, que han confundido la democracia con el caos, el robo, el vandalismo, la inseguridad ciudadana, nuestro país necesita hombres valientes y decisivos como Candelier; que hagan saber que nadie está por encima de la ley y que quien la infrinja no quedará sin castigo.

Mostrar más

Marciano Mateo

Periodista Radio difusor
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar