Locales

HAITI: LA HISTORIA SE REPITE COMO EN 1912.

Por Franklin Dominguez Cruz

«El 8 de agosto de 1912 (esto es unos 11 días después de haberse iniciado en Nicaragua la guerra de Mena) ocurrió una catástrofe en Puerto Príncipe la capital de Haití.

El Palacio Presidencial voló a causa de una explosión que mató a 300 soldados y al Presidente de la República Cincinnatus Leconté.

A partir de ese momento Haití entró en un proceso de descomposición social y política.

Esto era el reflejo de las luchas que llevaban a cabo los círculos de la pequeña burguesía que se disputaban el poder y la oligarquía terratenientes y comercial que tenia el control económico del país.

Entre la muerte de Leconte y el 27 de julio de 1915, Haiti tuvo un capítulo de: cinco Presidentes 2 durante 9 meses, uno 18 meses y el último Vilbrun Guillaume Sam 5 meses.

Con Sam se producirá la crisis definitiva.

Seis días después de 27 de julio, fuerzas opuestas al Gobierno, atacaron el Palacio Nacional de Puerto Príncipe.

El jefe militar de la ciudad General Oscar Etienne, ordenó que se diera muerte a los presos políticos que habían en la penitenciaría nacional, unos cientos y tantos, la población de Puerto Príncipe, respondió a ese asesinato con un ataque en masa a los cuarteles, hiso preso al General Etienne, lo mató a golpes paseó su cadáver por las calles y al fin le dio fuego y dejó su restos abandonados en medio de la ciudad.

El Presidente Sam, había huido del palacio nacional y se había refugiado en La Legacion de Francia,

Hasta que el día 28, La Legación fue invadida por una masa, ciega de furor que saco al Presidente, lo golpeó hasta dejarlo sin vida, mutiló su cadáver y luego se dedicó arrastrarlo de calle en calle.

Como era lógico que sucediera, la multitud se lanzó al saqueo de comercios y viviendas.

En horas de la tarde hizo su entrada en las aguas de Puerto Príncipe, el Acorazado Norteamericano Washington.

Inmediatamente puso en tierra un cuerpo de «Infantes de Marina».

Había comenzado ocupación militar de Haití llamada a durar hasta el 21 de agosto de 1934″.

Hasta aquí la narrativa de profesor Juan Bosch Gaviño, en su libro «El Caribe Frontera Imperial» donde explica todo lo acontecido por el pueblo Haitiano.

Lo mismo ocurrio también y lo sufrio el Pueblo Dominicano, que fue invadido en el año 1916, permaneciendo hasta el año 1922, y rescatado por acuerdo Hughues-Peynado.

Lo que permitió celebrar elecciones ganadas por Horacio Vásquez Lajara 1924-1930.

Esta nota de reflexión en la cual me he dedicado investigar, muestra como el pueblo haitiano aun no ha superado su ganancia de causa como nación libre ejecutada en 1804 por el General Emperador Jean Jacques Dessalines.

La poca preparación en la formación de su pueblo hacen posible el desconocimiento de su historia y por lo tanto se repite constantemente.

Tanto de República Dominicana como todos paises del «Caribe Imperial» deberan mostrar el interes del lider politico y escritor Dominicano Juan Bosch.

Para unir criterios y afianzar todo el apoyo para el rescate de aquel Pueblo, heroico por demás abandonado a su suerte por los que se beneficiaron en los años de la bala y de los Dólares.

Lo que ocurría con Charlemegne Peralte con su Grupo insurrectos «Los Cacos» que enfrentaban a la Marines Norteamericanos.

En esos años, la mayoría fueron masacrados y asesinado y su líder Peralte crucificado como los tiempos de Jesús.

Las fuerzas imperiales ocuparon las tierras propiedades de los pequeños agricultores le compraba los terrenos a precio de «vaca muerta».

Algo muy parecido del lado Dominicano ocurrido en la (Zona del Este) en Santo Domingo, con los «Gavilleros» como los del General Cesar Sandino, en Nicaragua.

Morían despedazados amarrados en las colas de los caballos.

Los que fueron atrapado vivos eran introducido a los a los pueblos y algunos le compraba los terrenos en la zona del este en sumas irrisorias.

Haití volverá a ser intervenido por las Naciones Unidas ONU, pero deberá contar con el apoyo firme de: República Dominicana, Francia, Canadá y Los Estados Unidos.

Presentando un programa de atención permanente de: Educación Primaria total, uso de Estufa Lorena, construcion de hospitales, con el control absoluto de la ONU. OEA. Caricom, etc..

Asi podemos contar con una nación que se sienta orgullosa de su raza negra alejado del fantasma de la explotación.

Haiti también podrá imponerse, borrando esa futil historia y escoger su bellas conquistas más altruistas, su lucha sobre la libertad de toda la raza humana y de su propia estirpe para ser posible una nación civilizada.
FDC 2021

Mostrar más

Marciano Mateo

Periodista Radio difusor
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar