Nacionales

Las bancas de lotería contribuyen a aumentar la pobreza

Ramón E. Durán

El juego de lotería fue fundado en el país el 24 de Octubre del año 1,882, por el reverendo Francisco Xavier Billini, con fines benéfico, pero   esa idea altruista  del padre  Billini, ha sido distorsionada  porque aquí la los beneficios que genera la Lotería Nacional son utilizados  para las campañas política de los  gobernantes  que aspiran continuar en el poder, y el provecho personal de algunos de los  políticos que la dirigen.

Hoy  la   apuesta de lotería  se ha convertido en un negocio que parece que  les  deja un buen dividendo a los banqueros,  porque  en el país existen 35 mil bancas,  aparte de las ilegales que no se pueden contabilizar,  y es que  cuando un negocio es bueno todos quieren incursionar en el. 

De  acuerdo a la ley que legalizó ese negocio,  éstas deben estar separadas a una  distancia de 400 metros,  pero esto no se cumple porque sus propietarios en su mayoría son personas de mucha influencia política, algunos de ellos enquistada en los gobiernos, así como senadores y diputados. 

Aquí  se juega  70 millones de pesos diarios, que representa la suma aproximada  de 25,550 millones, al año, cantidad que contribuye hacer más pobre a los jugadores. Según datos las bancas generan 200 mil empleos con sueldo de miseria, y le pagan al fisco algo más de 1,600 millones al año, más  el impuesto del 15 por ciento que se aplica a los premios pagados. 

En los Estados Unidos, los beneficios de la lotería son invertidos  en la educación y otros fines de beneficencia. Cuando solamente existía la Lotería  Nacional Dominicana,  la ganancia  que la misma generaba era para ingresar al fisco, supuestamente para invertirlo en la gente en sus necesidades más acuciante.

Ahora la mayoría de la ganancias de la loterías privadas que tenemos es para  hacer más rico a sus  propietarios, que  de  acuerdo a un estimado hecho por un entendido,  el banquero recibe un 60 por ciento de lo apostado y el jugador un 40 por ciento, lo que indica que anualmente los que se  dedican al negocio reciben  beneficios de  aproximadamente   15 mil trescientos millones de pesos al año, suma que empobrece mas a los jugadores.

Pero si el gobierno fuera  el dueño de esas  loterías,  aunque los políticos roben,  una parte de  los beneficios   lo devolvería   haciendo más eficiente los hospitales y la educación pública, y   en programas de asistencia social.  

El articulista Danilo Cruz Pichardo, señala que  solamente aquellos que se han sacado el loto han podido salir de la pobreza, pero que obtener el premio de esa lotería es menos probable que  el recibir  una descarga eléctrica  de un rayo.

Aunque tenemos amigos que incursionan en ese negocio, nosotros no lo haríamos  porque   consideramos que  esa práctica es inmoral, ya que   la misma  es  una manera de  hacerse rico    aprovechándose  de la ignorancia y la pobreza de la gente  que  piensan que jugando,   en algún  momento un golpe de suerte les resolverá sus problemas económico. Los millonarios prefieren jugar en los casinos, razón por la cual mucho de ellos también se han ido a la ruina.

Sabemos de una señora que cansada de perder  en la lotería,  decidió echar el dinero que jugaba en una alcancía, y cada seis meses contabilizaba lo  ahorrado,  y  les decía a los vecinos que ella se ganó un premio. Lo que  ocurre es que para lograr esa sabia decisión de la señora, hay que tener fuerza de voluntad,  pero   el pobre no tiene vocación para el ahorro.

Es inaceptable saber  que en un  país pobre como éste, se efectúen siete sorteos diarios de   lotería,  incluyendo  la  de New York,  que también se juega aquí, así como los rayaitos o el fracatán. 

Entendemos  que es  deber del gobierno  concientizar   a la gente acerca   de lo dañino que resulta para la salud mental  y económica   el juego de azar, porque como  afirmó el poeta Calderón de la Barca, ´´Los sueños se hacen realidad trabajando´´,  y con una buena administración y no jugando a la  lotería, les agregamos nosotros.

Mostrar más

Marciano Mateo

Periodista Radio difusor
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar