Internacionales

Rusia ataca Ucrania: primeras víctimas en los bombardeos a varias ciudades

La capital ucraniana amanece con explosiones cercanas y con el anuncio de Putin de «una operación militar» en Ucrania tras la solicitud por parte de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk.

Putin desata el precio del petróleo: los expertos ya apuntan a los 130 dólares

El mercado suma volatilidad tras el reconocimiento de Putin a las dos regiones separatistas de Ucrania como independientes, desencadenando preocupación por los suministros de oro negro.

Los precios del crudo se dispararon después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, ordenase a las tropas rusas entrar en Ucrania, lo que podría haber generado el preludio de una guerra en Europa del Este. Y no solo eso, sino que amenazó con interrumpir el suministro mundial de petróleo, lo que dispararía aún más el precio.

La situación en el mercado de petróleo sigue concentrando todas las miradas de los inversores debido a las tensiones geopolíticas, pero con mayor volatilidad, también, tras el reconocimiento del mandatario ruso de las dos regiones de Ucrania como independientes, desencadenando preocupación por los suministros de oro negro.

Esta situación podría empujar al precio del barril WTI hacia los 100 dólares, un nivel que no visitaba desde julio del año 2014. Y, por si esto fuera poco, Alemania acordó la paralización del proceso de certificación del gasoducto Nord Stream 2 para trasladar gas natural desde Rusia, según Reuters. El esquema es cada vez más oscuro.

“Considero que puede mantenerse una presión alcista en los precios del crudo, ya que un posible conflicto bélico entre Rusia y Ucrania bloquearía las cadenas de suministros, dando origen a un recorte de la oferta”, apunta Sergio Ávila, analista de IG. “Sin embargo, Estados Unidos e Irán entran en escena con un posible acuerdo, pudiendo relajar las tensiones en el mercado de petróleo”, añade.

La cuestión es, ¿el petróleo tiene recorrido para irse mucho más por encima de los 100 dólares el barril? El crudo siempre ha supuesto una preocupación clave para los inversores a medida que se desarrollaba la imagen entre Rusia y Ucrania. El enfoque es cómo la guerra afectaría al suministro de petróleo y otros productos básicos clave que se originan en Rusia.

Rusia es uno de los mayores productores de petróleo del mundo, por lo que las sanciones o cualquier restricción a su suministro de crudo que llega a mercados más amplios tiene el potencial de hacer que el precio de la materia prima suba aún más. “A menos que Estados Unidos y Europa arrojen a Ucrania bajo el autobús político y apaciguen a Putin en su totalidad, parece inevitable que el crudo Brent alcance los 100 dólares el barril más temprano que tarde”, asegura Jeffrey Halley, analista de Oanda.

“Es probable que una invasión rusa a gran escala aumente el precio del barril de crudo Brent a los 130 dólares arrastrando el precio del WTI… Es difícil ver que el Brent retroceda por debajo de los 90 dólares por barril en el corto plazo”, pronostica Halley. “El barril de crudo Brent va a estar bajo presión durante los próximos meses y, a buen seguro, veremos más alzas que lo consolidarán por encima de los 100 dólares”, apunta en la misma línea un reciente informe de Goldman Sachs. Los días baratos de este recurso natural parecen haber finalizado.

El binomio entre oferta y demanda

La oferta mundial de crudo ya es escasa y los fundamentales de la demanda son sólidos, con la producción mundial de petróleo del grupo de los productores nacionales OPEP+ enfrentándose vientos en contra existentes. Los precios cotizaban a sus niveles más altos desde 2014 antes de que Rusia aumentara la presión sobre Ucrania. Si los precios elevados del petróleo persisten o aumentan, como podría suceder con una guerra a más gran escala de lo que vemos a día de hoy, se podría generar una inflación más amplia y complicar el panorama macroeconómico.

Los bancos centrales, incluida la Reserva Federal, buscan endurecer la política monetaria y aumentar los tipos de interés varias veces este año mientras se enfrentan a una subida de precios que no se veía desde hacía décadas. “Una invasión más profunda de Ucrania por parte de Rusia dejará a muchos bancos centrales con los dedos en el gatillo y ante un dilema”, comenta Halley. Por ahora, algunos participantes del mercado están menos preocupados por las perspectivas de una mayor perturbación económica por el conflicto.

Paul Donovan, economista jefe de UBS Global Wealth Management, analiza que “si bien un aumento en el precio del petróleo puede causar una caída temporal en la inflación, es más probable que la interrupción económica se deba a que los precios del petróleo son más altos por más tiempo”. “El nivel de precios alcanzado en el rabioso corto plazo es menos importante”, concluye el experto al respecto sobre la inflación imparable que abunda en la actualidad.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar