Nacionales

Destacados periodista de santiago dice sentirse estafados por CORAASAN

MARCELO PERALTA, dice tener las evidencias de la estafa en su contra por partes de Coraasan la cual registran 48 metros cúbicos de agua en un mes sin tener medidor en un apartamento donde una sola persona, cobrando 1,515 pesos en el mes de marzo que ni por la mitad de mes va. MAS 1,219 pesos por consumo de 35 metros cúbicos sin haber medidor. Tampoco avería. 
OTROS 1,158 pesos por una sola persona gastar 32 metros cúbicos y en un apartamento de cuarto nivel.
SIN EMBARGO, a menos de 400 metros hay familias de 5 miembros, en una casa de 5 habitaciones, cisterna de 8 mil galones de agua, lavan todos los días, pagando al 914 pesos.
La muestra que es una        VERDADERA ESTAFA en el mismo edificio donde vivo hay familia de varios miembros, tienen tinaco y bombitas “ladronas” y pagan 914. Yo no tengo nada de eso.
ENTONCES Cuál es la diferencia?.
La estafa y el robo de CORAASAN está más que claro.
Santiago, R.D.- El periodista Marcelo Peralta, exvicepresidente nacional del Instituto de Previsión y Protección del Periodista-IPPP-, pidió del presidente Luis Abinader sancionar a funcionarios de la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santiago, que practican agravación penológica para estar clientes.
Peralta asegura hace más de un año ha sido “blanco de engaño” por CORAASAN cobrando altas sumas de dinero en el suministro de agua sin tener medidor registrando la cantidad de 115 metros cúbicos en los meses enero, febrero y marzo cobrando la friolera de 3 mil 892 pesos, lo que interpreta de real estafa que debe ser investigada.
Peralta detalla hace un año y 5 meses, una brigada de Coraasan se apersonó al edificio 102, manzana Doble B, proyecto del Instituto Nacional de la Vivienda-Invi- en la Cruz de Mary López, Zona Sur de Santiago cambiando las acometidas.
Las facturas siguieron fluyendo cada mes con consumo de agua al medidor A160017520 siendo pagado al contrato de Marcelo Peralta 10225522.
No obstante, la estafa es tan clarividente porque el medidor originar de Marcelo Peralta era el número A050012239 que Coraasan había instalado y lo desactivó tiempo más tarde.
En el mes de enero, sin tener medidor, el abuso y estafa de Coraasan registró32 metros cúbicos y la factura fue de 1,158 pesos.
Sin tener medidor en el mes de febrero 35 metros cúbicos y la factura impresa fue de 1,219 pesos.
Mientras sin tener medidor el abuso de Coraasan prosiguió con el registro de 48 metros cúbicos y la factura es de 1,515 pesos.
Peralta hizo saber, estudia la posibilidad de reclamar resarcir lo cometido mediante procesos legales, alegando estafa, engaño, daños emocionales.
Se considera víctima por delito de estafa, cometido por Coraasan debe recibir todo el peso de la Ley, porque utilizaron engaño bastante amplio en perjuicio del periodista Marcelo Peralta.
Además, manipulación informática por haber realizado transferencia perjudicial contra usuario, fabricar mentiras poseyendo maniobras y consumando el delito de estafa causando pérdidas económicas fraudulenta
Para tratar de “tapar sus fallas”, el gerente general de Coraasan, Andrés Burgos y sus lacayos, luego de las denuncias en redes sociales, y como “ladrones” que entra por la puerta de atrás, instalaron medidor para borrar evidencias de las estafas cometidas.
Desde que hicieron una “chapucería” cambiando las acometidas y dislocando las direcciones de las tuberías, por ende, los medidores.
Narra Marcelo Peralta desde que observó las anomalías reclamó en
Coraasan regular la cuestión y un ingeniero altanero, prepotente que visitó el área dijo que todo estaba en orden.
Al Peralta reclamar que indicara dónde estaba ubicado el medidor de su apartamento de manera tajante afirmó: “Nosotros instalamos medidores y no tenemos que dar explicaciones a usuarios”.
Por varias ocasiones, reclamó al gerente general Ingeniero Agrónomo Andrés Bienvenido Brugos lo recibiera a fin de corregir la anomalía y la respuesta fue la indiferencia.
Declinó y comisionó a su director de comunicaciones Nicolás Arias, quien nunca fue al lugar y el equipo humano que fue a hacer las averiguaciones nunca corrigieron la problemática, agudizándose la cuestión, a causa de Coraasan debió pagar miles de pesos sin haber disfrutado del servicio de agua.
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar