Internacionales

Misterio en el Kremlin: el poderoso ministro de Defensa Sergei Shoigu desaparece de la escena pública

MOSCÚ.- La misteriosa ausencia por más de dos semanas del ministro de Defensa de Rusia, Sergei Shoigu, uno de los tres hombres claves de la guerra contra Ucrania, despertó estos días numerosos interrogantes aunque el Kremlin se encargó de restarles importancia.

“El ministro de Defensa tiene mucho que hacer actualmente (…) Este no es el momento de labores mediáticas”, afirmó este jueves el vocero del gobierno Dimitri Peskov. Luego, presentó un video de una reunión del Consejo de Seguridad de Rusia, presidida por Vladimir Putin, en la que “Shoigu entregó su reporte sobre el desarrollo de la operación militar especial”, dijo Peskov. En las imágenes se veía a Shoigú, apenas reconocible al fondo de la imagen.

Peskov ya había desmentido en un encuentro con los periodistas las especulaciones de los medios sobre el estado de salud del ministro de Defensa, que hace dos semanas que no efectúa ninguna comparecencia. Antes del conflicto, Putin y él aparecían habitualmente en la zona de la taiga de Siberia conduciendo vehículos todo terreno, tomando té o recolectando setas. Y en las primeras dos semanas de la guerra, Shoigu fue un asiduo del panorama mediático ruso e incluso comparecía frecuentemente en televisión.

Semanas de novedades

Estas últimas dos semanas en las que no se vio a Shoigu hubo varias novedades en el frente ucraniano: desde acusaciones del Kremlin contra Kiev de que estaba desarrollando armas biológicas para emplearlas contra eslavos, hasta las masacres de civiles en asedios como el de la ciudad de Mariupol, pasando por la confirmación de que habían sido abatidos generales y comandantes rusos bajo fuego enemigo.

La ausencia coincide también con el empantanamiento de las fuerzas rusas en el frente de combate. Este viernes fue el jefe de Estado Mayor adjunto del ejército, Serguéi Rudskoy, quien anunció que 1351 soldados de sus filas murieron desde el inicio de su ofensiva militar en Ucrania, y que sus próximas operaciones se concentrarían en el este de Ucrania para consolidar su presencia en la región separatista del Donbass.

La misteriosa ausencia de Shoigu contrasta además con sus activas presencias públicas en las primeras dos semanas. Como una de las tres personas que puede activar el maletín nuclear de Rusia, apareció junto a Putin y el jefe de Estado Mayor Conjunto, Valery Gerasimov, cuando el presidente anunció el 27 de febrero que había puesto en alerta las fuerzas de disuasión nuclear.

A gran distancia, Vladimir Putin (der.) habla con su ministro de Defensa Sergei Shoigu (segundo desde la izq.) y el jefe del Estado Mayor de las fuerzas armadas de Rusia y primer viceministro de Defensa, Valery Gerasimov

A gran distancia, Vladimir Putin (der.) habla con su ministro de Defensa Sergei Shoigu (segundo desde la izq.) y el jefe del Estado Mayor de las fuerzas armadas de Rusia y primer viceministro de Defensa, Valery Gerasimov

Shoigú también conversó con varias personalidades extranjeras en aquella fase inicial. El 25 de febrero recibió en Moscú a su par de Armenia y el 1 de marzo habló por teléfono con el ministro de Defensa turco. Tres días después lo haría con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

Las especulaciones sobre los motivos de la ausencia de Shoigu tomaron más relevancia este miércoles tras la primera dimisión de un alto cargo del gobierno ruso, Anatoli Chubáis, representante del Kremlin ante la ONU para el cambio climático, quien renunció al cargo en desacuerdo con la guerra de Ucrania.

 

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar