Nacionales

Precio de paridad de importación sería única manera de bajar combustibles, porque impuestos representan casi 10% de ingresos

La alta cantidad de impuestos que se le aplican a los combustibles en la República Dominicana no fueron tocados “ni con el pétalo de una rosa” en el proyecto de modificación a la Ley de Hidrocarburos presentado por el gobierno del presidente Luis Abinader.

Y es que, a juicio de economistas consultados por N Digital, si se habría reducido los impuestos que recibe el Estado por concepto de combustibles la estabilidad económica de la República Dominicana habría estado en riesgo, ya que este renglón aporta casi el 10% de los ingresos tributarios que recibe el Gobierno.

Por esto es que la alternativa con la que cuenta el Gobierno para poder bajar los precios de los combustibles es revisar los componentes en la fórmula y cálculo del precio de paridad de importación, donde el Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM), hace ajustes de forma administrativas.

Los economistas Haivangoe NG Cortiñas y Antonio Ciriaco coinciden en que si el gobierno hubiera planteado reducir los impuestos a los combustibles la estabilidad macroeconómica de la nación se habría afectado, por lo que no debe haber preocupación en torno a ese tema, ya que no habrá reducción impositiva.

Cortiñaz indica que, plantear una reducción de los impuestos a los combustibles habría sido una medida equivocada porque la Ley de Hidrocarburos reporta entre 65 y 70 mil millones de pesos al sistema tributario.

“Actualmente la ley de hidrocarburos reporta entre 65 mil y 70 mil millones de pesos al fisco dominicano y no creo que con el nuevo proyecto de ley pueda afectar a esa cantidad de recursos que el gobierno recibe, por lo que la propuesta de modificación a la ley no va dirigida a reducir los impuestos”, indicó NG Cortiñas al ser contactado por N Digital.

Mientras, el economista Antonio Ciriaco dijo que plantear una reducción de los impuestos a los combustibles le habría quitado capacidad al gobierno dominicano para actuar en situaciones como las dejadas por la pandemia del coronavirus, que ha provocado que el Estado subsidie a sectores vulnerables.

“Claramente el impuesto a los combustible representan casi el 10% de los ingresos que recibe el gobierno, estamos hablando que el año pasado el Estado dominicano recibión 88 mil millones de pesos por solamente impuestos a los hidrocarburos, y esto podría afectar la recaudaciones del gobierno si elimina estos impuestos, por eso entendemos que no va a eliminar el impuesto a los combustible, porque eso afectaría el nivel de recaudación, le restaría capacidad incluso para actuar en situaciones como las que se están presentando, porque el gobierno lo que necesita es más recursos para subsidiar a grupos vulnerables”, señaló Ciriaco.

Esta semana, el Gobierno depositó ante el Senado varios proyectos de leyes, entre estos el de reforma a la ley de Hidrocarburos cuya revisión de precios se aplicaría cada 15 días en lugar semanal, como es en la actualidad.

Bisonó dijo que la reforma planteada por el Poder Ejecutivo a la ley de Hidrocarburos incluye “algún tipo de ahorro” en el precio de los carburantes, aunque se apresuró en aclarar que eso dependerá de las “fluctuaciones” de los mercados.

El funcionario agregó que el proyecto del Gobierno plantea la creación de un fondo de compensación que se aplicará ante las “irregularidades” que se presenten en los mercados globales de los combustibles, para poder “contrarrestarlos” de esa manera.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar