Nacionales

MIGRACION HAITIANA: Informe sobre los hechos en CIUDAD JUAN BOSCH

 

El 18 del mes en curso hubo un incidente grave en el marco de un operativo de la
Dirección General de Migración (DGM) en una obra en construcción de Ciudad Juan
Bosch (CJB). Los agentes de la DGM fueron recibidos a pedradas y tuvieron que
salir del lugar. Un acto de irrespeto a la autoridad inaceptable en todos los sentidos.

El incidente, sin precedente, tuvo una repercusión mediática nacional e internacional
a la vez que activó la entrada en escena de funcionarios, políticos y grupos reputados
por sus posiciones desfavorables a la migración haitiana, en ocasiones rayando con
llamados al odio.

La situación se complica porque no se ha realizado una investigación oficial al
respecto. Tampoco ha habido posicionamientos gubernamentales de alto nivel sobre
los graves excesos cometidos en el manejo del asunto.

El caso se registra en un contexto político y migratorio a nivel binacional sumamente
delicado. Por un lado, el endurecimiento de las medidas de control y el aumento de
las repatriaciones provocaron preocupaciones a nivel internacional, lo mismo que
los operativos realizados en los hospitales contra mujeres embarazadas a finales del
año pasado.

Por otro lado, esto coincide con la inestabilidad institucional y el
incremento de la inseguridad en Haití, como nunca antes, según la Alta comisionada
de los derechos humanos de la ONU Michele Bachelet.

De hecho, por una parte,
desde el magnicidio de Jovenel Moise, el país registra un acrecentamiento continuo
de los flujos migratorios por tierra y mar, y, por otro lado, el cese temporal del
transporte de pasajeros de las tres compañías mayores que aseguran la conexión
entre las dos capitales de la isla debido a los secuestros.

Para tratar de entender mas a fondo lo sucedido en CJB y su impacto en la comunidad
haitiana, la sociedad dominicana, así como en las relaciones entre los dos países, la
Fundacion Zile, organización binacional de promoción de la paz, la solidaridad y la
cooperación ha realizado las tareas siguientes cuyos resultados son plasmados en
este informe:

– Reunión abierta por zoom con residentes de CJB, dirigentes comunitarios y
profesionales dominicanos para escuchar y analizar testimonios y definir
forma de seguimiento (23/05/2022)

– Revisión de los informes de prensa sobre el caso (24/05/2022)
– Visita in situ de una comisión de la FZ en CJB por delegación de los
participantes a la reunión zoom.

DESCRIPCION DE LOS HECHOS

La jornada de trabajo en las nuevas edificaciones de “El sembrador III” de la
Constructora Bisonó en CJB parecía normal hasta el percance entre agentes de la
DGM y obreros haitianos que se hizo viral a través de las redes sociales a media
mañana.

Los moradores dominicanos de la zona acostumbran ver la DGM en las obras
haciendo su labor de control, pero dicen que es la primera vez que se da un incidente
de esta magnitud, y entienden que “algo” lo provocó.
Pero, desde el incidente varias notas de voz de haitianos y dominicanos vinculados
a los implicados subrayan que la situación se originó por un reclamo laboral o
salarial.

Representantes de la Constructora rehusaron darnos declaraciones refiriéndonos a la
oficina central en la avenida Luperón. Allí, una ejecutiva prometió gestionar
entrevistas de más alto nivel incluyendo al ingeniero encargado de la obra.

No obstante, precisó que la empresa no emplea a indocumentados, y se cuida sobre
manera con relación a las condiciones de trabajo para evitar reclamos laborales. De
hecho, nos llegó la información que la empresa compró cena (pica pollo) para 80 de
sus trabajadores detenidos en el vacacional de Haina.

GESTION DEL CASO

El incidente, que involucró a una docena de obreros haitianos y algunos dominicanos
que no viven en CJB, se dio aproximadamente a 250 metros del edificio habitado
más cercano. Sin embargo, la DGM reforzada por unidades especiales militarizadas

inicio el 19 de mayo, en los residenciales “El Sembrador IV” y “Dos amigos” una
serie de operaciones en cuya primera detuvieron 385 personas de todas las edades
que nada tenían que ver directa o indirectamente con el caso de marras.
El testimonio de algunas personas detenidas y luego liberadas describe las siguientes
acciones:

– Tocar a la puerta de los apartamentos, y derribarlos si no responden;
– Aunque presentaran sus documentos al día, eran llevados a la estación policial
del Hipódromo o al Centro Vacacional de Haina donde tuvieron que pasar
horas antes de ser despachadas, a pesar de ser residentes legales en el país;
– Nos informaron de un dominicano de origen haitiano con su cédula que fue
llevado preso, y

En algunos casos hubo separación de familias y otros denuncian que sus
compras les fueron llevadas.

Ante la ausencia de un informe oficial estos hechos complican el incidente original,
y merecen ser aclarados.

El caso más llamativo aparece en un video donde agentes de la DGM -que pudieran
ser confundidos por intrusos a ser repelados- trepan balcones para penetrar dentro
de un apartamento en franca violación a la constitución [2015, art. 44.1], sobre
inviolabilidad del domicilio.

Estamos ante dos situaciones graves: una indignación mal manejada por los obreros
frente a la autoridad, y una autoridad que se excede en el cumplimiento de la ley.

3. AMENAZAS CONTRA RESIDENTES HAITIANOS DE CJB]

Desde el penoso incidente pequeños grupos desarrollan una campaña de odio contra
los haitianos en general, y los residentes en CJB en particular, a través de las redes
sociales, anunciando una gran marcha hacia el lugar en “tributo a las madres” el 29
de mayo 2022, y como una forma de “calentamiento”, el domingo 22 (en violación
a las reglas de convivencia del residencial que impiden la circulación de las
“guagüitas anunciadoras”) llegaron equipados con megáfonos y banderas
dominicanas para llamar a todos los haitianos sin distinción a dejar el lugar porque
“esos apartamentos son de dominicanos”.

Evidentemente “haitiano” en este caso
quiere decir negro, y dos americano-haitianos de vacaciones en el país fueron
hostigados por los manifestantes.

Es lamentable que, a pesar de su carácter xenófobo, dicha manifestación contó con
acompañamiento policial, al igual que otras actividades del grupo y contrarias a la
paz pública.

4. EL FIDEICOMISO CJB

El megaproyecto inmobiliario CJB es fruto de una alianza publico privada cuya
primera entrega se hizo en diciembre del año 2016. Contempla la construcción de
unas 25,000 viviendas a través de 14 constructoras.

La que más obras tiene es la
Constructora Bisonó que al igual que las demás usa intensivamente la mano de obra
haitiana indispensable para la concretización de sus proyectos. De manera general la
demanda de mano obra haitiana en el país para este año, se estima en unos 109,000
obreros, según un estudio del INM/OIM1
.
El proyecto busca facilitar la adquisición por la ciudadanía y los dominicanos de la
diáspora de su primera vivienda a un costo relativamente económico con un bono
gubernamental para el préstamo bancario, y ninguna disposición legal excluye a
extranjeros residentes legalmente en la República Dominicana, y por eso un censo
ordenado por la Comisión Presidencial para el desarrollo del mercado Hipotecario y
Fideicomiso de la pasada administración gubernamental (junio, 2020) recoge el dato
de 4000 apartamentos ocupados por 12,000 personas, en su gran mayoría
dominicanos (88%), y 12% de extranjeros. Los extranjeros que ocupan apartamentos
proceden de 28 países:

Alemania, Aruba, Bélgica, Colombia, Curazao, Cuba, Chile,
Costa Rica, Estados Unidos, España, Ecuador, Grecia, Haití, Holanda, Inglaterra,

Italia, Nicaragua, México, Panamá, Pakistán, Puerto Rico, Perú, Venezuela, San
Martin, Serbia, Rusia, Taiwán.

Según estimaciones de la Asociación de haitianos residentes en CJB sus
connacionales son alrededor de 300, entre inquilinos y propietarios.

La Asociación
cuenta a la fecha 157 miembros. Entre ellos, jóvenes profesionales emprendedores,
comerciantes, estudiantes con posibilidad de costear el alquiler de su apartamento,
por lo general de un propietario que vive fuera, y que busca pagar más rápidamente
su préstamo.

5. LAS EXPULSIONES

Las expulsiones ejecutadas en el marco del caso CJB responden evidentemente a un
derecho soberano de la República Dominicana, pero sin la aplicación de varias
cláusulas del entendimiento firmado con Haití en diciembre 1999, siendo elemental
la asistencia consular a través de la lista que debe ser previamente suministrada a la
Legación diplomática haitiana. Son expulsiones ‘manu militari’, es decir, de
personas que han dejado atrás todo lo que tenían.

GERMÁN REYES

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar