Nacionales

todos cumplir llamados del presidente, Luis Abinader“No mires pa’ atrás”,

 

No mires pa’ atrás”

¡Hei, cuidadito con desobedecer a Abinader! El pidió que “no mires pa’ atrás” y lo mejor sería hacerle caso. Recuerden lo que le pasó a la mujer de Lot por no llevarse de la orden que había dado Dios cuando decidió destruir a Sodoma. Advirtió a Lot y su familia que cuando estuvieran huyendo de esa pervertida ciudad, no miraran para atrás, pero por estar de pendenciera, la mujer de Lot miró y Dios la convirtió en una columna de sal.  

Oyeron bien, por estar de caco duro, ella se convirtió en una columna de sal. Piénsenlo bien, no desobedezcan al jefe, porque lo único que le falta a este pueblo, es que lo acaben de convertir en una rumba de sal…

¡Hay que estar vivo para oír vainas! Después del “estrallón” que se dio en su bicicleta, lo último de Biden es acusar a Putin de estar usando el trigo de Ucrania “como arma de guerra”. ¡Eso suena igualito a cuando el burro llama orejú al conejo! Los gringos están con el grito al cielo porque sienten que la Casa Blanca prefiere estrangularlos y usarlo como arma contra los rusos. 

Se quejan de que mientras el gobierno mete el brazo, los codos, sus reservas de armas y lleva más de 50 mil millones gastados en una guerra ajena,  los precios de la comida, los combustibles y la energía eléctrica vuelan por las nubes como si fueran Superman o el Hombre Araña…

 Eso sin decir que escasea hasta la leche de fórmula para los tigueritos.  La verdad es que el  mundo está pendiendo de un hilito, asustao  porque no sabe en qué momento desaparece  a causa de una guerra nuclear. A propósito, ¿Quién fue que les dijo a estas potencias que tienen derecho a decidir por todos los que habitamos la madre tierra?

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar