NacionalesRegionales

Asesinan mujer en Montecristi y van 44 en el año 2022

Por Marcelo Peralta, Inocencio Encarnación y Pedro Jiménez

Santiago, R.D.-Los feminicidios en el país han vuelto a ocupar las primeras plan es de los medios nacionales y con el ocurrido este jueves en la comunidad Jobo Cordobado, municipio de Castañuelas, provincia Montecristi en la Región Noroeste se elevó a 44 las mujeres muertas en hechos violentos en el año 2022.

La muerta es Miledy Reyes, de 44 años de edad; el herido Wendy Santana, de 40 años quien era su amante está ingresado en condiciones delicadas en un centro de salud en Santiago y el homicida-suicida es Pedro Peña-Nono-, de 48 años de edad.

El autor de la tragedia Pedro Peña quien fue su esposa y estaban separados desde hace ocho años, sin embargo, asediaba a Miledys Reyes y amenazaba con matarla si rehusaba volver con él.

La madrugada de este jueves se desesperó, se presentó a su casa, a mató a tiros a ella, hirió al amante y se suicidó.

Al resurgir los feminicidios se ha incrementado el llanto, dolor social, familiar, cultural, aumenta la cantidad de hogares destruidos, niños, niñas huérfanas, dejan miles de corazones destrozados, maltratados y creciendo las injusticias sociales.

Son hechos originados por efectos de males sociales, celos, impunidad, delincuencia, injusta por la mala distribución de la riqueza, machismo, miseria cultural y social, hambre, odiosas lecciones que erosionan el subconsciente del individuo, produciendo ira, que se manejan de manera diferente, deficiencias en mentalidades débiles llenas de vacíos emocionales, que a la postre conducen a actos horripilantes.

El mal de los feminicidios no se corrige atendiendo casos aislados, aplicando medidas penales, coercitivas, decretos, leyes, prisiones, sino atacando, erradicando las raíces con firmeza y coraje.

Esta cuestión no es solo tarea esencial de los gobiernos, sino que deben ser enfrentadas por todos los sectores de la población, unidad de las instituciones, públicas, privadas, núcleos familias, haciendo reevaluaciones, determinar si hay pus de antivalores en su interior de víctimas y victimarios; donde no hay normas que respeten y tratar de cortar de raíz el virus penetra fácilmente en el deterioro de implicados.

Se impone evaluar el sistema educativo y cultural del país en los actuales momentos, imposición de la transculturaciٕón foránea, machismo, sumisión de la mujer al hombre, muchas veces es por falta de recursos; la injusta distribución de la riqueza y su influencia en jóvenes hambrientos y desempleados, sin futuro, mientras algunos políticos exhiben bienes malhabidos y lo usan para obtener más poder.

Los especialistas de la conducta humana consideran la exclusión provoca ira, la que se va acumulando en el subconsciente en lo que llega un momento dado se descarga en cualquiera en cualquier escenario, no solamente contra la mujer, sino en quienes están a su alrededor.

No obstante, precisan hay muchas contradicciones, porque en muchos casos se habla de evitar feminicidios, disminuir la igualdad de género, unir la familia, pero existen ministerio de la Mujer, de la Juventud, organismos sociales, culturales, religiosos, políticos, empresariales y no hacen nada para emprender jornadas que disminuyan los hechos.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar